8. PABLO

Sí, su amigo no había tardado ni diez minutos en abandonarlo para salir corriendo en busca de una bragueta. —¿Y bien? No es para tanto, ¿no? Pablo acababa de franquear el umbral de aquel pub en compañía de su amigo Álex. El local no estaba demasiado abarrotado, quizá porque era demasiado temprano aún —no debían…

Seguir leyendo